En el marco de una economía global en crisis como consecuencia de la pandemia, visualizando la inflación permanente, y un escenario que se prospecta en base a supuestos, las posibilidades de resguardar lo atesorado son reducidas, pero no nulas: El crowdfunding inmobiliario, emerge como una práctica novedosa, en la que se invierte en el sector de bienes raíces sin tener que realizar una gran inversión. Es decir, las personas interesadas podrán participar en proyectos inmobiliarios específicos de manera conjunta con otros inversionistas.

Esta inversión colaborativa, que está respaldada por activos de la economía real que son las propiedades (terrenos, casas, departamentos, edificios), puede verse como una inversión para grandes inversores, o incluso como un sistema de ahorro en el tiempo para pequeños ahorristas, se empezó a desarrollar hace unos 5 años en Estados Unidos y llegó a Chile hace un par de años.

El termino Crowdfunding, significa financiamiento colectivo, así que básicamente estamos hablando de un grupo de personas que se unen para financiar colectivamente un proyecto.

Tipos:

  • Crowdfunding de préstamos
  • Crowdfunding de recompensas
  • Crowdfunding de inversión
  • Crowdfunding de donación

La principal ventaja del crowdfunding inmobiliario es que se puede invertir desde montos que son mucho menores a los que generalmente se tendrían que desembolsar en una inversión inmobiliaria tradicional. En Chile los requerimientos de capital están en torno a las UF40, aproximadamente $1.000.000.