Estamos inmersos en un escenario de presión inflacionaria y preocupación por el costo de la vida.

Cuando hablamos de inflación inmediatamente lo llevamos al análisis de cuanto más caro se ha vuelto el costo de la vida en un periodo determinado de tiempo, precisamente contextualizado a nuestra realidad y producto de una mayor liquidez en el mercado hemos visto reflejada una considerable alza de la inflación llevando a un acumulado de 4,4 % en lo que va del año y con una proyección de terminar el mismo con una inflación de 5,7%.

Estos datos no dejan de preocupar ya que la meta del banco central esta en 3% con un rango de 2% y 4%.

Ante lo anterior, el Banco Central, organismo estabilizador mediante su principal instrumento operacional La tasa de política monetaria cuya principal preocupación es mantener una inflación estable. En la practica la TPM es la tasa que determina el nivel de la tasa de préstamos interbancarios a un día, lo que se logra mediante operaciones de mercado abierto. En términos simple si la inflación se desacopla y se va al alza eso se ve como peligro y la tasa de política monetaria sube.

 

¿Qué pasa con las inversiones inmobiliarias?

“Lo común es que los bienes inmuebles sean valorizados en UF y como sabemos la Unidad de Fomento es una medida de corrección monetaria que permite ajustar los precios conforme a la inflación, eso quiere decir que si la inflación sube, la UF por defecto también sube”.

(Christian Pérez – Socio Fundador Okomos Go)

 

¿Es conveniente invertir en inmuebles en un escenario inflacionario?

La respuesta es depende del costo de oportunidad, si bien es cierto los precios han subido, pero la necesidad de una vivienda en una comuna estratégica de buena conectividad pone en un escenario de oportunidad a aquellos inversionistas que tiene la posibilidad de hacerse de un bien inmueble, y todo ese universo de potenciales compradores que por el alza en precio y alzas en las tasas hipotecarias ahora están quedando fuera de mercado pasan a ser parte del un publico objetivo demandante de arriendo de vivienda, como se ha demostrado estos últimos meses la demanda por arriendo ha ido en aumento, con periodos de vacancias mucho menores y con alzas en sus valores.